Verduras del mar

Por: Yolanda Vicario >

¡Hola nuevamente! En mi segundo artículo voy a hablaros de un alimento importantísimo e indispensable: las algas marinas (verduras del mar). Espero que lo encontréis interesante y os animéis a consumirlas.

El origen de la vida está en el mar. Millones de años de erosión lo han enriquecido con gran abundancia de todos los minerales necesarios para la vida.

  • Las algas marinas contienen entre 10 y 20 veces más minerales que las plantas (verduras) terrestres y más de un 25% que la leche animal, además de contener yodo, fibra, proteínas y vitaminas: A, B, C, D3, E, K y, en menor cantidad, B12 (difícil de obtener con alimentos de origen vegetal). Su contenido en grasas es bajo.
  • Propician la expulsión de metales, residuos químicos, contaminantes radioactivos y tóxicos. Eliminan las purinas de los productos animales.
  • Tienen una importante acción reguladora (alcalinizadora) en la sangre, a diferencia que la leche que la acidifica.
  • Refuerzan los huesos, previenen la artritis.
  • Efectivas en desórdenes nerviosos y en el mal funcionamiento de sistema endocrino.
  • Tonifican los riñones. Ayudan a eliminar grasas saturadas y depósitos de mucosidades.
  • Alimento necesario para contrarrestar toda la polución que nos envuelve, a causa del uso excesivo de aparatos eléctricos: ordenadores, móviles, microondas, cocinas eléctricas, etc.

SWD

Las algas se pueden comprar en herboristerías, tiendas de dietética, tiendas de alimentación japonesa, algunos grandes supermercados. Podemos encontrar algas de origen japonés, de Bretaña… pero las más cercanas, accesibles y económicas son las de Galicia. Aunque veréis que recomiendo unos tiempos de cocción determinados a modo orientativo, lo mejor es fijarse en las etiquetas para el modo de empleo. Existe una gran variedad de algas con distintas propiedades:

Hiziki. Es una de las algas más ricas en fibra y calcio: 100 gr de esta alga posee 1.400 mg de calcio, es decir, contiene 14 veces más calcio que la leche de vaca. Fuente de proteínas y minerales, incluyendo el hierro. Rica en vitaminas A, B-1 y B-2. También en oligoelementos.
Tiempo de cocción: 45 minutos. Lo ideal es remojar 15-20 minutos, aclarar y cocer durante 20-30 minutos. Es de sabor fuerte. Combina muy bien con arroz, tofu y cereales.

Kombu. Es una de las algas más ricas en yodo. También en hierro y calcio. Regula, limpia y fortalece los intestinos. Aconsejado para personas con colitis, diabetes, ácido úrico. Ayuda a eliminar el colesterol. Útil como reguladora de la tensión sanguínea. Ideal en dietas de adelgazamiento. Favorece la absorción equilibrada y la distribución de los nutrientes en el cuerpo. De los 14 elementos esenciales para el buen desarrollo de las funciones metabólicas del organismo, 13 existen en esta alga.
Tiempo de cocción: como necesita casi 1 hora para que se ablande, se aconseja poner en remojo 20 minutos antes de la cocción para reducir el tiempo. Esta alga es la reina de las legumbres, así que es ideal ponerla con lentejas, garbanzos, judías… acelera el tiempo de cocción y enriquece los platos. También se puede freír u hornear.

Wakame. Muy parecida en propiedades a la kombu. Mejora la secreción de riñón e hígado. Limpia y fortalece la sangre.
Tiempo de cocción: remojar 10 minutos para ensaladas y gazpachos. Hervir 15 minutos para sopas, verduras, arroz, cereales. Es el alga de las sopas, en las sopas de miso no puede faltar esta alga.

Arame. Es más blanda y suave que la hiziki. Después de la hiziki y la wakame, es una de las algas más ricas en calcio y yodo. Fuente de proteínas y vitaminas A, B-1 y B-2. Su equilibrio mineral puede combatir la hipertensión. Se usa como remedio tradicional para trastornos de los órganos reproductores femeninos.
Tiempo de cocción: lavar, dejar en reposo hasta que se ablande (unos 5 minutos) y cocer 20 minutos a fuego lento y tapado. Combina con verduras, tofu o cereales.

Nori. Es el alga más rica en vitamina A, buena para la piel y la vista; también en B12, B1 y C. Rica en minerales, proteínas y clorofila. Ayuda a la digestión, en especial a digerir las grasas. Su contenido en aminoácidos la hace efectiva para disminuir la tensión arterial.
Tiempo de cocción: no requiere, basta con pasarla por la llama del fuego y comer, o tostar 3 minutos en seco para arroz, sopas, verduras, cereales, rollitos de arroz. En ensaladas 20 minutos en remojo.

Dulse. Muy rica en hierro y proteínas, además de otros minerales, también en vitaminas A y C. Útil en problemas de anemia.
Tiempo de cocción: remojar un minuto, trocear y servir en ensaladas, gazpachos y salsas. Muy rica si se combina con cebolla y manzana. Ideal en sopas, sin cocer, se le añade una vez retirado el cazo del fuego.

Agar-agar. Es el resultado de la mezcla de 8 variedades de algas marinas. Alga rica en calcio, hierro e hidratos de carbono. Es gelatina natural. Tiene propiedades laxantes y refrescantes. Está libre de calorías, por lo que se aconseja en dietas de adelgazamiento. Efectiva en la disolución del colesterol. Elimina residuos del estómago e intestinos.
Tiempo de cocción: remojar en agua 20 minutos (en algunos casos), hervir a fuego lento, removiéndola hasta que esté disuelta (7 o 10 minutos); está lista cuando ha desaparecido el alga. Su uso es, básicamente, para hacer gelatinas y como espesante. Útil para la elaboración de natillas, flanes, tartas, pudding, mermeladas, dulces, como sustituto del huevo. También se puede tomar en ensaladas, sin cocer.

Yolanda Vicario
Masajista y Terapeuta Holísitica

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s